FAQs

Respuestas a preguntas frecuentes sobre COVID-19

General

El coronavirus es un tipo de virus que causa enfermedades de diversa gravedad, que van desde el resfriado común hasta enfermedades respiratorias más graves. El coronavirus nuevo es un tipo de coronavirus que no se ha identificado antes en humanos.

Ha habido un brote de una nueva enfermedad llamada coronavirus COVID-19. Aunque esta enfermedad empezó en China, personas con el virus han sido confirmadas en varios países, incluyendo los Estados Unidos. Dado que este virus es nuevo, las autoridades de salud pública vigilan cuidadosamente la situación y cómo se propaga. Esta situación está cambiando rápidamente, y los Centros para Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos (conocido en inglés como, Centers for Disease Control and Prevention ó CDC) brindan información actualizada a medida que está disponible.

El Departamento de Salud Pública del Condado de Santa Bárbara (SBCPHD) está trabajando en estrecha colaboración con el Departamento de Salud Pública de California y el CDC para responder al brote de este nuevo coronavirus COVID-19. SBCPHD se está comunicando con los proveedores locales de atención médica sobre cómo evaluar de manera segura y efectiva a las personas que muestran síntomas potenciales de COVID-19. Esta situación está cambiando rápidamente, y el CDC proporcionarán información actualizada a medida que esté disponible.

Los síntomas pueden incluir fiebre, fatiga, tos, escurrimiento nasal o dificultad para respirar. Algunas personas podrían tener neumonía, fallo de múltiples órganos, y en algunos casos muerte.

Si ha viajado a un área afectada, puede haber restricciones en sus actividades por hasta 2 semanas. Si desarrolla síntomas durante este periodo (fiebre, tos, falta de aliento), busque consejo médico. Llame a su proveedor de salud medica antes de ir a la oficina, e infórmeles de su viaje y síntomas. Ellos le darán instrucciones de cómo obtener cuidado sin exponer a otras personas a su enfermedad. Mientras este enfermo, evite contacto con personas no salga y retrase cualquier viaje para reducir la posibilidad de propagar la enfermedad a otros.

La orden de Estadía en Casa entró en vigor el jueves 19 de marzo del 2020. La orden está en vigor hasta nuevo aviso. Cubre todo el estado de California.

Estos esfuerzos han permitido al estado avanzar en nuestro plan para modificar la orden estatal.

Actualmente estamos en la fase inicial de la 2ª Etapa, donde el comercio minorista, la logística y la manufactura, las oficinas, los servicios personales limitados, los museos al aire libre, el cuidado de niños y los negocios esenciales pueden abrir con modificaciones. El estado está emitiendo una guía para ayudar a estos lugares de trabajo a reabrir con seguridad.

Una lista de los negocios que pueden abrirse con seguridad con modificaciones se puede encontrar aquí: https://publichealthsbc.org/business-resources/

La mayoria de los negocios yá pueden abrir con operaciones al interior con modificaciones.  Vea este enlace para la lista de negocios abiertos y cerrados.

Para una lista ampliada de los negocios que deben permanecer cerrados en este momento, vea la Orden del Oficial de Salud más reciente ubicada aquí: https://publichealthsbc.org/health-officer-orders/

  • La mayoría de las personas tienen la enfermedad leve y pueden recuperarse en casa.
  • No hay un tratamiento específicamente aprobado para este virus.
  • Los resultados de la prueba pueden ayudar a tomar una decisión informada de quien pudo haber estado en contacto con usted.

Los líderes en el área de salud del Condado de Santa Barbara están colaborando para ofrecer pruebas de COVID-19 para todos en nuestra comunidad. Para registrar una cita haga clic en el enlace:

https://lhi.care/covidtesting

Por favor vea los documentos de “Aislamiento Requerido” en el enlace abajo, en como proveer cuidado para sí mismo otra persona enferma en su casa. Esta información es para cualquier persona que este enfermo, sin importar si recibieron una prueba de COVID-19.

AISLAMIENTO REQUERIDO en casa después de su prueba de COVID-19 English ] [ Español ]

Actualmente, aquellos en mayor riesgo de infección, son las personas que han tenido contacto cercano prolongado y desprotegido con un paciente con síntomas y confirmado COVID-19 y aquellos que viven o han estado en áreas con transmisión sostenida.

Actualmente, los datos disponibles no son suficientes para identificar los factores de riesgo para resultados clínicos severos. De los datos limitados disponibles de pacientes infectados con COVID-19, y de los datos de coronavirus relacionados como SARS-CoV y MERS-CoV, es posible que adultos mayores y personas que tienen condiciones medicas crónicas subyacentes, como condiciones inmunológicas comprometidas, pueden estar a mayor riesgo de resultados severos.

Información temprana muestra que algunas personas tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente con esta enfermedad. Esto incluye:

  • Adultos mayores (65+)
  • Individuos con sistemas inmunológicos comprometidos
  • Individuos que tienen una condición médica severa como:
    • Problemas cardiacos
    • Diabetes
    • Problemas pulmonares

Si usted está en mayor riesgo de enfermedades serias debido a COVID-19 por su edad o condición médica, es importante que tome acciones para reducir el riesgo de contraer esta enfermedad, incluyendo:

  • Quédese en su casa y practique distanciamiento social.
  • Lávese las manos seguido con jabón y agua por lo menos pro 20 segundos, especialmente después de sonarse la nariz, toser, estornudar o haber estado en un lugar público.
  • Evite tocarse los ojos, nariz o boca con manos sin lavar.
  • Evite estar en contacto con personas que están enfermas, y manténgase alejado de reuniones y multitudes.
  • Considere formas de obtener alimentos por medio de sus redes familiares, sociales o comerciales.

Orden del Gobenador Cubrebocas en Todo el Estado

Los cubrebocas o mascarillas de tela ayudan a reducir la propagación del coronavirus, especialmente cuando se combinan con el distanciamiento físico y el lavado de manos frecuente. A partir del 18 de junio, los Californianos deben usar coberturas para la cara en espacios comunes y públicos interiores y exteriores cuando el distanciamiento no es posible. Obtenga más información sobre la orientación y las excepciones limitadas aquí.

Esta orden exige que los cubrebocas se usen en todo el estado en las circunstancias y con las excepciones que se indican a continuación. No sustituye a la orientación existente sobre el distanciamiento social y el lavado de manos.

La guía del estado explica que “existen pruebas científicas que sugieren que el uso de cubrebocas por parte del público durante una pandemia podría ayudar a reducir la transmisión”. Su función principal es de reducir la liberación de partículas infecciosas en el aire cuando alguien habla, tose o estornuda, incluyendo a alguien que tiene COVID-19 pero se siente bien. Los cubrebocas de tela no sustituyen el distanciamiento físico, el lavado de manos y la permanencia en casa cuando se está enfermo, pero pueden ser útiles cuando se combinan con estas intervenciones primarias”.

Los cubrebocas hechos de tela, tejido o materiales permeables, sin agujeros que sólo cubran la nariz, la boca y las áreas circundantes de la parte inferior de la cara.

Se recomienda no utilizar los cubrebocas con válvulas unidireccionales, ya que permiten que las gotas respiratorias se escapen fácilmente, poniendo en peligro a los demás.

Guías de los CDC: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/prevent-getting-sick/diy-cloth-face-coverings.html

A menos que se aplique una excepción (véa las excepciones en la pregunta: ¿Quién no tiene que llevar un cubrebocas?) todos los individuos deben llevar un cubrebocas cuando:

  • Dentro de, o en la fila para entrar, cualquier espacio público interior.
  • Obtener servicios del sector de la salud en lugares que incluyan, pero no se limiten a, un hospital, una farmacia, una clínica médica, un laboratorio, un consultorio médico o dental, una clínica veterinaria o un banco de sangre.
  • Esperar o viajar en transporte público o paratránsito, o mientras se está en un taxi, servicio de automóvil privado o vehículo de uso compartido.
  • Conducir u operar un transporte público, un servicio de coche privado o un vehículo de uso compartido. Se recomienda firmemente el uso de un cubrebocas incluso cuando un miembro del público no se encuentre en el vehículo; debido a la necesidad de reducir las partículas respiratorias en el interior del vehículo.
  • En el exterior, en los espacios públicos, cuando no se pueda mantener una distancia de al menos 6′ de distancia de una persona que no sea miembro del mismo hogar.
  • En el lugar de trabajo o en lugares de trabajo fuera de él en cualquier momento que estén:
    • Interactuando en persona con un miembro del público;
    • Trabajando en cualquier espacio visitado por miembros del público; sin importar si alguien del público está presente en ese momento.
    • En cualquier habitación o área cerrada donde otras personas (excepto los miembros de la casa o residencia de la persona) estén presentes cuando no puedan distanciarse físicamente.
    • Trabajando en cualquier espacio donde se preparen o empaqueten alimentos para su venta o distribución a otras personas.
    • Trabajar en o caminar por áreas comunes, como pasillos, escaleras, ascensores y aparcamientos.
  • Las personas de dos años o menos. Estos niños muy pequeños no deben usar un cubrebocas por el riesgo de asfixia
  • Las personas con una condición médica, de salud mental, o discapacidad que impida el uso de un cubrebocas. Esto incluye a las personas con una condición médica para las cuales el uso de un cubrebocas podría obstruir la respiración o que están inconscientes, incapacitadas o de otra manera no pueden quitarse un cubrebocas sin ayuda.
  • Las personas con problemas de audición o que se comunican con una persona con problemas de audición, en las que la capacidad de ver la boca es esencial para la comunicación.
  • Las personas para las cuales el uso de un cubre-cara crearía un riesgo para la persona relacionado con su trabajo, según lo determinen los reguladores locales, estatales o federales o las directrices de seguridad en el lugar de trabajo.
  • Las personas que están obteniendo un servicio relacionado con la nariz o la cara para el cual es necesario retirar temporalmente el recubrimiento facial para realizar el servicio.
  • Las personas que estén sentadas en un restaurante u otro establecimiento que ofrezca servicio de alimentos o bebidas, mientras estén comiendo o bebiendo, siempre que puedan mantener una distancia de al menos seis pies de distancia de las personas que no sean miembros del mismo hogar o residencia.
  • Las personas que realizan trabajos o actividades de recreación al aire libre, como natación, caminatas, excursionismo, ciclismo o carreras, cuando están solas o con miembros del hogar, y cuando pueden mantener una distancia de por lo menos seis pies de los demás.
  • Personas encarceladas. Las prisiones y cárceles, como parte de sus planes de mitigación, tendrán una orientación específica sobre el uso de cubiertas o máscaras faciales tanto para los reclusos como para el personal.
  • Conducen solos o exclusivamente con otros miembros del hogar;

Nota: Las personas eximidas de llevar un cubrebocas debido a una condición médica que estén empleadas en un trabajo que implique un contacto regular con otras personas deben llevar una alternativa no restrictiva, como un cubrebocas con una cortina en el borde inferior, siempre que su condición lo permita.

Si usted participa en un trabajo o recreación al aire libre, como nadar, caminar, ir de excursión, andar en bicicleta o correr, cuando esté solo o con miembros de su hogar, y es capaz de mantener una distancia de por lo menos seis pies de otros que no viven en su casa, no se requiere que use un cubrebocas.

Si está participando en estas actividades y no puede mantener una distancia de por lo menos 6′ de distancia de otros que no viven en su hogar se requiere que use un cubrebocas.

Es una buena idea lavar el cubrebocas, idealmente después de cada uso, o al menos diariamente. Tenga una bolsa o un contenedor para guardar los cubrebocas de tela hasta que puedan ser lavados con detergente y agua caliente y secados en un ciclo caliente. Si tiene que volver a usar el cubrebocas antes de lavarlo, lávese las manos inmediatamente después de ponérselo y evite tocarse la cara.

Tire a la basura los cubrebocas de tela que:

  • Ya no cubren la nariz y la boca
  • Tienen las ataduras o correas estiradas o dañadas
  • No puede quedarse en la cara
  • Tiene agujeros o desgarros en el tejido

Para obtener orientación sobre la Orden de Estado, por favor visite: https://www.cdph.ca.gov/Programs/CID/DCDC/CDPH%20Document%20Library/COVID-19/Guidance-for-Face-Coverings_06-18-2020.pdf

Detenga La Propagacion De Covid-19

El virus que causa COVID-19 se está propagando de persona a persona. Se piensa que el virus se propaga principalmente entre personas que están en contacto cercano (6 pies aproximadamente) por medio de gotas respiratorias producidas cuando una persona tose o estornuda. También puede ser posible que una persona se contagie con COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y después se toca la boca, nariz y posiblemente los ojos, pero no se piensa que esta es la forma principal en que se propaga el virus. Por esta razón, alguien que está activamente enfermo con COVID-19 puede transmitir la enfermedad a otros. Es por eso que los CDC recomiendan que estos pacientes sean aislados en el hospital o en el hogar (dependiendo de la gravedad de la enfermedad) hasta que estén mejor y ya no presenten un riesgo de infectar a otros.

El tiempo que una persona está enferma de manera activa puede variar, por lo que la decisión sobre cuándo liberar a alguien del aislamiento se toma caso por caso en consulta con médicos, expertos en prevención y control de infecciones y funcionarios de salud pública, e implica considerar aspectos específicos de cada situación incluyendo la gravedad de la enfermedad, los signos y síntomas de la enfermedad y los resultados de las pruebas de laboratorio para ese paciente.

El virus que causa COVID-19 se está propagando de persona a persona. Alguien que está activamente enfermo con COVID-19 puede transmitir la enfermedad a otros. Es por eso que los CDC recomiendan que estos pacientes sean aislados en el hospital o en el hogar (dependiendo de la gravedad de la enfermedad) hasta que estén mejor y ya no presenten un riesgo de infectar a otros.

El tiempo que una persona está enferma de manera activa puede variar, por lo que la decisión sobre cuándo liberar a alguien del aislamiento se toma caso por caso en consulta con médicos, expertos en prevención y control de infecciones y funcionarios de salud pública, e implica considerar aspectos específicos de cada situación incluyendo la gravedad de la enfermedad, los signos y síntomas de la enfermedad y los resultados de las pruebas de laboratorio para ese paciente.

La orientación actual de los CDC sobre cuándo se considera liberar a alguien del aislamiento se realiza caso por caso e incluye el cumplimiento de todos los siguientes requisitos:

  • El paciente no tiene fiebre sin el uso de medicamentos antifebriles.
  • El paciente ya no muestra síntomas, incluida la tos.
  • El paciente ha tenido un resultado negativo en al menos dos muestras respiratorias consecutivas recolectadas con al menos 24 horas de diferencia.

No se considera que alguien que ha sido liberado del aislamiento presente un riesgo de infección para otros.

Cuarentena significa separar a una persona o grupo de personas que han estado expuestas a una enfermedad contagiosa pero que no han desarrollado la enfermedad (síntomas) de otras personas que no han estado expuestas, para prevenir la posible propagación de esa enfermedad. La cuarentena generalmente se establece durante el período de incubación de la enfermedad transmisible, que es el período de tiempo durante el cual las personas han desarrollado la enfermedad después de la exposición. Para COVID-19, el período de cuarentena es de 14 días a partir de la última fecha de exposición, porque 14 días es el período de incubación más largo observado para coronavirus similares. Alguien que ha sido liberado de la cuarentena COVID-19 no se considera un riesgo de propagar

Si bien este virus parece haber surgido de una fuente animal, ahora se está propagando de persona a persona en China. No hay razón para pensar que algún animal, incluidas las mascotas, en los Estados Unidos pueda ser una fuente de infección con este nuevo coronavirus. Hasta la fecha, los CDC no han recibido ningún informe de mascotas u otros animales que se enfermen con COVID-19. En este momento, no hay evidencia de que los animales de compañía, incluidas las mascotas, puedan propagar el COVID-19. Sin embargo, dado que los animales pueden transmitir otras enfermedades a las personas, siempre es una buena idea lavarse las manos después de estar cerca de los animales. Para obtener más información en los muchos beneficios de tener una mascota, así como también en como mantenerse seguro y saludable alrededor de animales incluyendo mascotas, ganado, y animales salvajes, visite la pagina de Internet de CDC Healthy Pets, Healthy People  .

Por lo general, se cree que los coronavirus se transmiten de persona a persona a través de gotitas respiratorias. Actualmente no hay evidencia que apoye la transmisión de COVID-19 asociado con alimentos. Antes de preparar o comer alimentos, es importante lavarse siempre las manos con agua y jabón durante 20 segundos por seguridad alimentaria en general. Durante todo el día, lávese las manos después de sonarse la nariz, toser, estornudar, o ir al baño.

Es posible que una persona pueda contraer COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y después tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos, pero no se cree que esta sea la principal forma en que el virus se extiende.

En general, debido a la escasa capacidad de supervivencia de estos coronavirus en las superficies, es probable que exista un riesgo muy bajo de propagación de productos alimenticios o envases que se envían durante un período de días o semanas a temperaturas ambiente, refrigeradas o congeladas.

Existe evidencia limitada que sugiere que el uso de máscaras faciales de tela por el público durante una pandémica puede reducir la transmisión de la enfermedad. La tarea principal de las máscaras faciales es reducir el lanzamiento de partículas en el aire cuando una persona habla, tose o estornuda, incluyendo alguien que tiene COVID-19 pero se siente bien. Las máscaras faciales de tela no son substitutos de distanciamiento social, lavado de manos, y mantenerse en casa cuando se está enfermo, pero pueden ayudar cuando se combinan con las acciones anteriores. El uso de mascaras faciales es crucial para trabajadores de salud y otras personas que están cuidando a alguien infectado con COVID-19 en entornos cerrados (en casa o facilidad de cuidado de salud).

Los CDC no recomiendan que las personas que no están enfermas se pongan una máscara facial para protegerse de las enfermedades respiratorias, incluido COVID-19. Solo debe usar una máscara si un profesional de la salud lo recomienda. Las personas que tienen COVID-19 deben usar una máscara facial y mostrar síntomas. Esto es para proteger a otros del riesgo de infectarse.

Todavía no se sabe si el clima y la temperatura impactara la propagación de COVID-19. Otros virus, como el resfriado común y la gripe, se propagan mas durante los meses de clima frio, pero esto no significa que es imposible enfermase con estos virus durante los otros meses. Es este momento, no se sabe si la propagación de COVID-19 se reducirá cuanto el clima sea mas cálido. Hay mucho mas que aprender acerca de la transmisión, severidad y otras características asociadas con COVID-19 y las investigaciones continúan.

Basados en la evidencia disponible, los niños(as) no parecen estar en mayor riesgo de COVID-19 que los adultos. Mientras niños(as) e infantes han estado enfermos con COVID-19, hasta el dio de hoy, la mayoría de los casos conocidos son adultos. Usted puede aprender mas acerca de las personas en mayor riesgo debido a problemas de salud si tienen la infección de COVID-19 en la pagina de CDC –CDC’s current Risk Assessment page.

Distanciamiento social es una práctica recomendada por oficiales de salud pública para detener o reducir la propagación de enfermedades contagiosas. Requiere la creación de espacio físico entre individuos que pudieran propagar algunas enfermedades infecciosas. La clave es minimizar el numero de reuniones lo mas posible y obtener espacio entre individuos cuando eventos o actividades no pueden ser modificadas, pospuestas o canceladas. Se recomienda obtener una distancia de aproximadamente seis pies.

Adicionalmente, hay un foque particular en crear espacio entre individuos que han estado juntos solo una vez o raramente y que tienen diferentes patrones de viaje, como aquellos que vienen de múltiples países, estados o condados.

Protejase A Usted Y Su Familia

  • Lávese las manos con agua y jabón por al menos por 20 segundos.
  • Cubra su tos o estornudo con un pañuelo, manga o brazo. No use su mano.
  • Quédese en casa si tiene fiebre, tos, tiene dificultad para respirar y se siente cansado.
  • Intente mantenerse alejado de grandes grupos de personas.
  • Evite a personas enfermas.
  • Obtenga la vacuna para protegerse contra la gripe o los síntomas como el nuevo coronavirus.

La implementación a tiempo de estrategias agresivas que crean distanciamiento social y de aquellas que reducen el contacto cercano de personas que no se reúnen regularmente, incluyendo la reducción de las reuniones, ha demostrado ser eficaz en pandemias anteriores para disminuir la transmisión y reducir la enfermedad y muerte.

Para proteger la salud pública y reducir la transmisión de COVID-19, las reuniones como las que se describen a continuación deben posponerse o cancelarse en todo el estado de California hasta que el Departamento de Salud Pública de California emita más orientación. El Departamento de Salud Pública de California considera lo siguiente: – Todas las reuniones deben ser pospuestas o canceladas. Esto incluye reuniones como conciertos, conferencias y eventos deportivos profesionales, universitarios y escolares. Los gimnasios, clubes de salud y teatros deben estar cerrados.

Una “reunión” es cualquier evento o convocatoria que reúna a la gente en una sola área o en un solo espacio al mismo tiempo, como un auditorio, un estadio, una arena, una sala de conferencias, un salón de reuniones, una cafetería o cualquier otro espacio interior o exterior.

El condado de Santa Bárbara reconoce los derechos de la primera enmienda de todos. El Departamento de Salud Pública del Condado de Santa Bárbara ofrece una guía destinada para aquellas personas que escojan participar en la expresión política.

No tenemos información de informes científicos publicados sobre la susceptibilidad de las mujeres embarazadas a COVID-19. Las mujeres embarazadas experimentan cambios inmunológicos y fisiológicos que pueden hacerlas más susceptibles a las infecciones respiratorias virales, incluido COVID-19. Las mujeres embarazadas también pueden estar en riesgo de enfermedad grave, morbilidad o mortalidad en comparación con la población general, como se observa en los casos de otras infecciones por coronavirus relacionadas [incluyendo el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS- CoV)] y otras infecciones respiratorias virales, como la gripe, durante el embarazo.

Aunque se ha observado la propagación de persona a persona del virus que causa COVID-19 en los Estados Unidos entre contactos cercanos, este virus no se está propagando actualmente entre las personas de la comunidad en los Estados Unidos y el riesgo inmediato para el público en general es bajo. Las mujeres embarazadas deben realizar acciones preventivas habituales para evitar infecciones, como lavarse las manos con frecuencia y evitar a las personas enfermas.

No tenemos información sobre resultados adversos del embarazo en mujeres embarazadas con COVID-19. Se ha observado pérdida de embarazo, incluyendo aborto espontáneo y muerte fetal, en casos de infección con otros coronavirus relacionados [SARS-CoV y MERS-CoV] durante el embarazo. Las fiebres altas durante el primer trimestre del embarazo pueden aumentar el riesgo de ciertos defectos congénitos.

El personal de atención médica embarazada (HCP, por sus siglas en inglés) deben seguir las guias de evaluación de riesgos y control de infecciones para los HCP expuestos a pacientes con sospecha o confirmación de COVID-19. El cumplimiento de las prácticas recomendadas de prevención y control de infecciones es una parte importante de la protección de todos los HCP en entornos de cuidado de salud. La información sobre COVID-19 en el embarazo es muy limitada; los centros de atención médico pueden considerar limitar la exposición de los HCP embarazadas a pacientes con COVID-19 confirmado o sospechado, especialmente durante los procedimientos de mayor riesgo (por ejemplo, procedimientos de generación de aerosoles) si es factible en función de la disponibilidad de personal.

Ese piensa que le virus que causa COVID-19 es propagado principalmente por contacto cercano con una persona infectada mediante gotas respiratorias. Aun no se sabe si una mujer embarazada y con COVID-19 puede transmitir el virus que causa COVID-19 a su feto o neonato por otras rutas de transmisión vertical (antes, durante o después del nacimiento). Sin embargo, en una serie limitada de casos recientes de infantes nacidos de madres con COVID-19 publicada en literatura publicada por colegas, ninguno de los infantes resulto positivo en la prueba del virus que cause COVID-19. Adicionalmente, el virus no fue detectado en las muestras de fluido amniótico o leche de seno.

información limitada está disponible acerca de transmisión vertical para otros coronavirus (MERS-CoV y SARS-CoV) pero transmisión vertical no ha sido reportada en estas infecciones.

Basado en el reporte de casos limitados, resultados adversos de infantes (por ejemplo: nacimiento pretérmino) han sido reportados entre infantes nacidos a madres positivas de COVID-19 durante el embarazo. Sin embargo, no es claro que esto resultados están relacionados a infección maternal, y en este momento el riesgo de resultados adversos no es conocido. Dados los datos limitados disponibles relacionados a COVID-19 durante el embarazo, el conocimiento de resultados adversos de otras infecciones virales respiratorias puede proveer alguna información. Por ejemplo, otras infecciones virales respiratorias, como la influenza, han sido asociadas con resultados adversos neonatales, incluyendo bajo peso al nacer y nacimiento pretérmino. Adicionalmente, tener un resfriado o influenza con alta fiebre temprano durante el embarazo puede incrementar el riesgo de ciertos defectos al nacer. Infantes han nacido pretérmino y/o pequeños para su edad gestacional a madres con otras infecciones de coronavirus, SARS-CoV y MERS-CoV, durante el embarazo.

En este momento, no hay información en efectos de salud de largo tiempo en infantes ya sea con COVID-19, o aquellos expuestos al virus que causa COVID-19 en el útero. En general nacer prematuro y tener un peso de nacimiento bajo están asociados con efectos de salud adversos de largo tiempo.

La transmisión de humano a humano por contacto cercano con una persona confirmada con COVID-19 ha sido reportada que ocurre principalmente por medio de gotas respiratorias producidas cuando una persona con la infección tose o estornuda.

En series de casos limitadas reportadas hasta la fecha, no ha habido evidencia de el virus en la leche materna de mujeres con COVID-19. No hay información disponible en la transmisión del virus que causa COVID-19 mediante leche materna (por ejemplo, si el virus infeccioso esa presente en leche materna de una mujer infectada).

En reportes limitados de mujeres amamantando infectadas con SARS-CoV, el virus no ha sido detectado en leche materna; sin embargo, los anticuerpos contra SARS-CoV fueron detectados en por lo menos una muestra.

Los programas que decidan mantenerse abiertos deben mantenerse en conformidad con Community Care Licensing. Se les pide a los programas que se adhieran a las guías de California Department of Public Health’s (CDPH) Preschool and Child Care y a las normas de información del programa  Community Care Licensing

Tratamiento De Covid-19

Actualmente no existe una vacuna para proteger contra COVID-19. La mejor manera de prevenir una infección es tomar acciones preventivas cada día. Como evitar contacto cercano con personas que están enfermas y lavarse las manos seguido.

No existe un tratamiento viral especifico para personas con COVID-19.

Recursos De La Comunidad

Si usted es un trabajador agrícola o trabaja en el procesamiento y tiene COVID-19 o ha estado cerca de alguien que tiene COVID-19, es posible que pueda quedarse en una habitación de hotel gratis.

La función principal de la agencia Resource and Referral (R&R) es proveer recursos e información a familias. Durante este Estado de Emergencia, es critico que familias tengan acceso a estos servicios. Los empleados de Children’s Resourses and Referral están disponibles para ayudar a familias a encontrar guarderías alternativas durante la crisis de COVID-19. Para asistencia en encontrar guarderías, contacte:

Children’s Resource & Referral of Santa Barbara County
124 W. Carmen Lane, Suite C
Santa Maria, Ca 93458805.925.7071
Sitio de Internet: https://www.sbfcc.org/
Lunes-Viernes 8:00am – 5:00pm  
La oficina de Santa Barbara está cerrada.